Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

Historias de amores fracasados
GRB-La-Revista

Nohelia creció a las orillas del rio Guarinó, un afluente del rio Magdalena en una zona que hace vecinos a los departamentos de Tolima y Caldas, allí sus padres tenían un embarcadero turístico del que obtenían el sustento, combinándolo con otras actividades, para sus hijos, dos hombres y seis mujeres, todas ellas hembras deseables, de piel morena.
Nohelia tenía sueños de grandeza pero poca disciplina para buscarlos, abandono muy temprano la educación escolar y se dedicó a una pasión que la hacia soñar. Ella quería ser costurera, no cualquier costurera, no señor, una de esas que crean la moda, que visten a los grandes personajes. Entonces se dedicó a aprender de todas las maneras que se le ocurrieron y su momento cumbre llegó.
Su hermana mayor decidió casarse, con un buen partido, un hombre de Bogotá y Nohelia fue encomendada de confeccionar la ropa para toda la familia que no era pequeña porque además de sus hermanos y hermanas, estaban prima…

Entradas más recientes

¿Por qué creamos historias?

El cine negro